Monthly Archives: noviembre 2015

Música para viajar

Siempre atentos a que tu vuelo sea más placentero, cómodo e inolvidable, buscamos una playlist descargable en Youtube.com para viajar. Sabemos que en momentos la espera en el aeropuerto, o el tiempo de vuelo son largos e impredecibles. Esta play es ideal.

 

»  Esta música te acompañará en esos largos viajes que emprendas. Contiene ondas que liberan enforfinas, lo que produce una sensación de bien estar vayas donde vayas. ¡Que lo disfrutes!»

Cortesía de Youtube.com

Bali, isla de dioses y artistas

Post escrito por Aniko Villalba en exclusivo para TIJE Travel   _aniko

Tardo veinticuatro horas en hacer el trayecto en bus y barco desde el centro de la isla de Java hasta Bali. Llego cansada pero trato de mantenerme atenta: no quiero pisar las ofrendas de flores que voy encontrando en cada calle de la isla. Se llaman canang sari y los balineses las fabrican todos los días, a mano, y las dejan en las entradas de las casas, negocios y restaurantes como agradecimiento a sus dioses. Están hechas de hojas y tienen ofrendas de arroz, galletitas, sal y flores de varios colores. Esto es algo que no se ve en el resto de Indonesia. De las 17.000 islas que conforman al país, Bali es una de las más distintas.

 

Llamada “La isla de los dioses”, Bali es una isla hinduista dentro de un país de mayoría musulmana. La influencia hinduista llegó desde la India alrededor del siglo 5, partes de Indonesia estuvieron bajo el control de imperios indios y los reyes afianzaron esta cultura. Luego, de a poco, el budismo se convirtió en la religión principal de Java y Sumatra hasta que en el siglo 14 la mayoría de la población se volvió musulmana. Bali fue la única provincia que se mantuvo hinduista y muchos intelectuales y artistas decidieron refugiarse ahí. Por eso se dice, también, que Bali es una isla de artistas.

Continue reading

Filipinas y sus terrazas de arroz

Post escrito por Aniko Villalba en exclusivo para TIJE Travel   _aniko

Uno de los mejores recuerdos de mi viaje por Asia es ver las terrazas de arroz en todas partes: al costado de la ruta, en medio de los pueblos, en las afueras de las ciudades. Fueron muchas las veces que salí a pasear con la gente local y terminé caminando por los cordones de tierra que atraviesan las plantaciones de arroz. Otras veces las bordeé en moto o colectivo y vi nenes remontando barriletes, hombres y mujeres cosechando y casas construidas en el medio. Pero ninguna plantación me impresionó tanto como las de las cordilleras filipinas.

 

“Batad es mágico, es un pueblito al que solo se llega a pie”, me dijo una amiga polaca que me recibió en Bali y me dio consejos para mi futuro viaje a Filipinas. Anoté el nombre en mi cuaderno para no olvidarme y, pocas semanas después, aterricé en Manila, la capital de Filipinas. Un amigo argentino me había puesto en contacto con Judy, un cura filipino, para que me ayudara durante mi estadía en su país. Judy me pasó a buscar por el aeropuerto y durante las tres semanas que estuve ahí se ocupó de mí: me alojó en la parroquia, me llevó a recorrer playas y pueblos coloniales y me puso en contacto con amigos suyos en toda la península de Luzón, la zona norte de Filipinas. Así fue como terminé de huésped en una casa de familia en Banaue, una de las ciudades construidas en medio de las terrazas de arroz de las cordilleras de Ifugao.

 

 

David y Steve, dos de los hermanos que me estaban alojando, ofrecieron llevarme a recorrer la región en su trike, una moto con sidecar. Dimos una vuelta por la ciudad hasta que llegamos al punto panorámico y me encontré con las terrazas de frente. Parecían olas verdes que bajaban por la ladera. Los filipinos las llaman la octava maravilla del mundo: las terrazas de arroz de Ifugao se extienden por más de 10 000 kilómetros cuadrados de montañas y albergan varios pueblos en su interior. Son escalonadas y fueron talladas a mano hace más de 2000 años por los ifugao, una de las tribus indígenas de las cordilleras. Como no tenían terreno plano para cosechar arroz, tallaron escalones de piedra y barro en las montañas y las convirtieron en un espacio apto para el cultivo. Aprovecharon los bosques tropicales ubicados por encima de las terrazas para crear sistemas de irrigación y fueron pasando sus conocimientos a las siguientes generaciones. Por eso las técnicas de cultivo de la región siguen siendo las mismas que hace 2000 años.

Continue reading

Concierto a 130.000 pies de altura

El simple hecho de viajar ya es emocionante, si a eso le sumas que la linea aérea tienes una sorpresa preparada  para los tripulantes del vuelo, puede llegar a ser una experiencia irrepetible.

Eso hizo Avianca, decidió que cuando todos estuvieran dentro del avión sonara la música. Mejor disfrutá el video y sorprendete con lo que pasó.

Concierto a 130.000 pies de altura

Cortesía de Youtube.com