Monthly Archives: septiembre 2016

Mealsurfing, opciones para comer durante un viaje

La gastronomía es una experiencia que todo viajero disfruta y las opciones para comer cuando estamos fuera de nuestra ciudad siempre son muy variadas y atractivas. Sin importar si el viaje es de placer o negocios, la comida siempre estará presente para mostrarnos una parte importante de las raíces de cada pueblo.

Un nuevo fenómeno que se ha puesto de moda entre los viajeros en los últimos años es el mealsurfing, una experiencia a través de la cual podemos comer en casas particulares. Los anfitriones son gente local y no siempre son expertos en la cocina pero comparten el gusto por preparar los platos para sus comensales y se esmeran en recibirlos en un ambiente creado especialmente para ellos.

La idea del concepto es ofrecer un menú de platos regionales del lugar que se visita, sin embargo podemos encontrar que los diferentes anfitriones preparan una gran variedad de especialidades.

comida3

Continue reading

Catación de mar en Roatán

Post escrito por Aniko Villalba en exclusivo para TIJE Travel   

La catación de mares debería ser una profesión. Entonces uno podría ir al mar que se le antoje y decir: “Me voy a trabajar, hoy me toca probar quétal es el agua en Tailandia”o “Vuelvo en dos meses, me mandaron a investigar el color y la temperatura del mar en Oceanía”. Y el agua dejaría de ser sinónimo de vacaciones para pasar a formar parte de nuestra vida cotidiana. Yo siempre quise un trabajo así. Amo el mar desde que nací, y si bien lo conocíen distintas partes del mundo, mi preferido sigue siendo el Caribe. No hay como la arena que parece harina y el mar tan transparente que deja ver todo lo que hay en el fondo. Y cuando pienso en esa agua turquesa, cristalina, casi como de pileta de natación, no puedo evitar pensar en mi viaje a Roatán, una de las Islas de la Bahía de Honduras.

 

Roatán es uno de esos lugares que se sacóla lotería geográfica: está ubicado muy cerca del Arrecife Mesoamericano, la segunda barrera de coral más grande del mundo después de la de Australia. En esos mil kilómetros cuadrados de arrecife habitan más de 65 especies de corales, 350 especies de moluscos y más de 500 especies de peces. También es refugio de tortugas, manatíes, cocodrilos y tiburones-ballena. Por esto, Roatán es uno de los principales centros de buceo del mundo y uno de los destinos preferidos de los cruceros. Pero lo bueno de este lugar es que a pesar de ser turístico, sigue manteniendo la calma. La mayoría de las calles son de tierra y la vorágine no es parte del ritmo diario de la gente. Puede que sea el calor caribeño, pero ahíel tiempo tiene otra consistencia: es más denso, más estirable, más relajado. Roatán es uno de esos lugares para ir, descansar y sentirse dentro de una postal.

salto

Si en vez de llegar en avión decidís cruzar a la isla en catamarán desde alguna de las ciudades de Honduras, disfrutáel paseo y abrílos ojos: tal vez veas algún barco antiguo, oxidado, encallado cerca de la costa. Roatán, tan tranquila como se la ve, tuvo su historia de piratas y ocupación extranjera. Entre los siglos 14 y 16 fue colonizada por españoles e ingleses y fue el lugar de asentamiento de piratas holandeses, ingleses y españoles. Esto explica la mezcla de idiomas y de culturas que hay en la isla. Uno de los grupos más importantes son los garífuna: descendientes de africanos occidentales, africanos centrales (llevados a América para trabajar como esclavos), caribs (indígenas de las Antillas) y arahuacos (otro grupo indígena de las Antillas).

Turquesa

Roatán, al igual que muchas de las islas del Caribe, vive del turismo. Por eso, para poder seguir disfrutando de las playas y las vistas, es importante respetar el entorno y no tirar basura ni destruir los corales. Puede parecer algo obvio, pero es uno de los problemas a los que se enfrentan los habitantes de la isla. Más alláde eso, la regla número uno es disfrutar del mar. Si también querés dedicarte a la catación, pensáen Roatán como una de tus prácticas profesionales. Zambullite, nadá, flotá, miráel fondo, sentíla textura de la arena, tratáde describir el color del agua, disfrutáde la temperatura. Y si te toca algún día de lluvia, no te encierres, salía mirar y vas a ver que el color del mar, ese turquesa Roatán, se pone más intenso cuando hay tormenta. Si tuviera la máquina de la teletransportación, este destino estaría en mi lista de favoritos.

Aniko tiene 30 años y viaja por el mundo desde los 22. Va con mochila, cámara y cuadernos y se dedica a observar cómo vive la gente en otros lugares. Le gusta viajar lento y caminar mucho, suele dormir en casas de familia y le encanta probar comidas nuevas. Escribe dos blogs (viajandoporahi.com y escribir.me), colabora en revistas de Argentina y en el 2013 autopublicó“Días de viaje” su primer libro de relatos.