Qué tiene Barcelona

Post escrito por Aniko Villalba en exclusivo para TIJE Travel   _aniko

 

¿Qué tiene Barcelona que la hace tan especial? ¿Será ese ir y venir de gente de todas partes del mundo? ¿Esa mezcla arquitectónica y artística? ¿Será su vida callejera, su vida nocturna, su vida constante? ¿O quizá ese diálogo continuo que fluye por las veredas y ventanas y une a todos los habitantes —fijos, esporádicos—de la ciudad? Barcelona tiene algo y no soy la única que lo piensa: es magnética, encarcela, y somos muchos los que quedamos atrapados en ella. Cada persona que la pisó tiene una historia en Barcelona, un recuerdo en Barcelona, un deseo en Barcelona; hay películas y libros que la usan de escenario; hay quien la retrata, quien la pinta, quien la escribe; e incluso quien no la conoce sueña con ella. Por eso: ¿qué tiene Barcelona?

Barcelona1

La objetividad no existe y mucho menos al hablar de un lugar: es imposible que un destino nuevo genere las mismas sensaciones en dos personas distintas. Sin embargo, con Barcelona pasa algo peculiar: es poco común que alguien diga que la ciudad no le gustó.
Al contrario, los viajeros hablan de Barcelona como quien habla de un gran amor que dejó por el camino: con melancolía, con ganas de volver a verla, con los ojos llenos de recuerdos. Ella enamora y lo sabe. Cada vez que digo que Barcelona es mi ciudad en el mundo me siento poco original: comparto ese sentimiento con miles de personas. Pero todavía no logro descifrar por qué, qué factores se suman para que tantos nos sintamos así.

Barcelona2

La primera vez que me subí a un tren para conocerla no sabía muy bien qué esperar. Estaba en Calella del mar, a una hora de Barcelona, y hasta ese momento la ciudad era una desconocida que tenía un lindo nombre y que me prometía historias nuevas. Pero no sabía que —como me habían advertido— habría un antes y un después. No fui mentalmente preparada para el encuentro y quedé flechada en el acto. Fue subir las escaleras mecánicas de la estación de tren de Plaza de Catalunya, mirar hacia arriba, ver esos balcones y esas nubes tan de Barcelona y decirme: “Ya está, este es el lugar que buscaba, acá se terminan mis viajes, la encontré”. Me bastó una caminata para darme cuenta de que la ciudad tenía todo lo que yo quería: mar, montañas, bicicletas, arte, mezcla cultural, eventos, música, arte callejero, buena onda, vida nocturna, arquitectura de varias épocas, parques, verde.

Hoy hace dos años y medio que la conozco, y cada vez que vuelvo a visitarla le sigo descubriendo cosas. Quienes vivan o hayan pasado una temporada en ella, dirán: sí, es linda pero hay mucha gente, o sí, es linda pero en verano hace demasiado calor, o sí, es linda pero roban bastante. No existe el lugar perfecto y las idealizaciones mueren cuando aparece la realidad, pero Barcelona tiene algo —un aura, quizá— que hace que tanta gente elija pasar parte de su vida ahí. Y puede que esa sea una de las razones que la hacen única: el flujo constante de gente de todas partes del mundo, eso de que siempre hay alguien que llega y alguien que se va, esos encuentros y desencuentros de personas y de culturas.
Barcelona podría ser representada de muchas maneras: como una cárcel (por eso de que no te deja irte, te encarcelona), como un laberinto (donde cada cual va encontrando su propio camino, se equivoca, vuelve hacia atrás y avanza con un objetivo), como un cadáver exquisito (un diálogo deshilvanado de todos con todos). Pero sea la interpretación o metáfora que se le dé, hay algo que para mí es obligatorio para conocerla mejor: caminarla. La ciudad tiene una lógica fácil: el mapa es, en su mayor parte, una cuadrícula, así que basta con aprender (o no) cómo están dispuestas las zonas, dejar las guías de lado y salir a dar vueltas. Eso sí, hay que ir con los ojos bien abiertos porque Barcelona esconde detalles en todos sus rincones.
Así que si tenés la suerte de visitarla, salí a caminar hasta que los pies no te den más.

BarcelonaRecopada

Tomá las Ramblas como referencia, fijate para qué lado está el mar, y después perdete. Perdete por la Ciutat Vella (la zona más antigua), por el Barri Gòtic, por sus callecitas sinuosas, sus bares y sus construcciones de otro tiempo; perdete por el Raval, el barrio donde conviven inmigrantes de todas partes del mundo, perdete entre su arte callejero, sus partidos de fútbol improvisados, sus conversaciones en todos los idiomas, los olores de sus comidas. Caminá entre las construcciones modernistas del Eixample, quedate boquiabierto frente al arte de Gaudí y pasá horas mirando la Sagrada Familia. Subí a Gràcia y sumergite en el arte y la bohemia de un barrio que hasta el siglo 19 fue un pueblo independiente, seguí subiendo y entrá al Parc Güell, mirá Barcelona desde arriba, sentate a descansar con Barcelona de fondo.
O en vez de subir bajá, bajá hasta chocarte con el mar, caminá por la arena, llegá a la Barceloneta, caminá por esas calles tan angostas, entre edificios y ropa colgada al sol. Y otro día subí a Montjuïc y pasate el día entero ahí, entre sus parques, sus fortalezas, sus vistas de la ciudad, sus huequitos. O no sigas ningún orden más que el de tu intuición. Pero date por advertido: Barcelona tiene algo (nadie sabe muy bien qué), y si no vas preparado te atrapará antes de que te des cuenta. Somos muchos los que sufrimos este síndrome.

  Aniko tiene 30 años y viaja por el mundo desde los 22. Va con mochila, cámara y cuadernos y se dedica a observar cómo vive la gente en otros lugares. Le gusta viajar lento y caminar mucho, suele dormir en casas de familia y le encanta probar comidas nuevas. Escribe dos blogs (viajandoporahi.com y escribir.me), colabora en revistas de Argentina y en el 2013 autopublicó «Días de viaje» su primer libro de relatos.

12 comments

  1. Todo hermoso lo q he leido,.lo q describes, pero.me podrias pasar.x mail valor de vuelos, seria mucho pedir??
    Desde el año pasado , q estoy programando mi viaje a Barcelona, tengo muchas ganas de conocerla, pero quiero tenet un parámetro de los valores , diria euros , q tengo q disponer para estar un mes x lo menos.
    Tengo alojamiento, q ya es una ventaja.
    Quedo a la espera de vuestro mail.
    Saludos cordiales.
    Vilma Abrahan.

  2. Hola! me llegó un mail publicitando este artículo, y en el mismo decía «aereos a 11.857″… pueden detallarme esa promoción? Estoy planeando viajar a Barcelona desde Buenos Aires o Córdoba en noviembre, hasta marzo del año que viene… desde ya muchas gracias!

    1. Buenos días Luciana, la promoción que llego en su momento al correo de vos estaba sujeto a disponibilidad. Se deseás más info podés ingresar a nuestra página web http://www.tije.travel o comunicarte al (011) 5272 8453 desde Buenos Aires o al 0810 345 8453 en el resto del país. Saludos, cualquier duda estamos a la orden

  3. Me encantó la descripción de Aniko !!! es tal cual ella lo expresa, Barcelona tiene ese «no sé qué» que te enamora irremediablemente!!!….fui muchas veces,la última en Mayo,y volvería una y mil veces más,no me canso de recorrerla porque siempre te sorprende con algo nuevo y es tan multifacética que te enamora de una vez y para siempre!!!….vivo en Buenos Aires, pero mi lugar en el mundo está en La Ciudad Condal 🙂

  4. Me leyeron el alma? Es totalmente cierto Barcelona enamora y jamás puedes olvidarla. Sin lugar a dudas siempre fue mi lugar en el mundo aún antes de conocerla. Ya he estado 3 veces y mil veces mas volvería! Extraño el caminar por sus calles.. volveré lo sé porque lo que se quiere jamás se olvida. Excelente escrito Aniko. FELICITATS!

  5. Tal cual lo que dice Aniko! también he estado tres veces en Barcelona y he quedado enamorado! viví en España y la conocí toda pero siempre quería volver a Barcelona, es diferente a todo. Ya cuando sales del tren, avión o metro y te metes a la ciudad, empiezas a sentir ese no se que de una ciudad que mezcla muchísimas cosas, tiene mucho movimiento y mil huecos por conocer. También recomiendo cansarse de caminar, vas a descubrir muchas cosas por ejemplo de Gaudí, que no son tan conocidas como sus obras más populares……..ni hablar del barrio gótico, etc etc….Es inexplicable qué es lo que llama de esta ciudad. Saludos!

    1. Hola Maxi, gracias por compartir con nosotros tu experiencia en Barcelona. Como decís es una ciudad diversa y única lo que la convierte en especial. Saludos

  6. Conocí hace un año Barcelona y quedé enamorada, estoy haciendo planes de volver, de ahí me recomendaron leer La catedral del Mar, excelente libro que describe la historia de este lugar, Bellisimo todo, debo volver porque me encanta Barcelona y descubrir los lugares escondidos
    que tiene ese lugar.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *