Cosas para hacer en un viaje a Machu Picchu

Post escrito por Aniko Villalba en exclusivo para TIJE Travel   _aniko

Conocer Machu Picchu debe estar en la lista de casi todos los que sueñan con viajar. Estas ruinas incas datan del siglo 15 y están ubicadas a 2300 metros sobre el nivel del mar, escondidas entre montañas. Aún no se sabe qué función cumplió esa ciudad oculta: algunos creen que fue una fortaleza militar, mientras otros dicen que fue un santuario o el lugar de descanso del emperador. Los incas abandonaron Machu Picchu tras la conquista española y se cree que el lugar quedó vacío durante varios siglos. En 1911, las ruinas fueron redescubiertas y comenzó un proceso de restauración que sigue hasta hoy. Machu Picchu fue nombrado Patrimonio de la Humanidad en 1983 y se convirtió en uno de los destinos más visitados de América Latina.

Machu1

Lo bueno de hacer un viaje a Machu Picchu es que hay mucho para ver, más allá de las ruinas en sí. Fui a Machu Picchu en el 2008, durante un viaje largo por América Latina, y volví a Cusco dos veces, en distintos viajes, para seguir conociendo los alrededores. Así que si están planeando un viaje a esa región de Perú, estas es mi lista personal de cosas para hacer en un viaje a Machu Picchu:

* Perderse por las calles de Cusco

 

La primera vez que llegué a Cusco iba tan mentalizada en conocer Machu Picchu que la ciudad me agarró desprevenida. Cusco impacta. La Plaza de Armas, su arquitectura inca-colonial, los techos rojos, las calles en subida y bajada, el aire fresco de la altura, los mercados. Es un lugar para caminar, para dejarse llevar por las curvas, para subir y bajar sin rumbo, para desayunar jugos de fruta fresca en el mercado, para sentarse en la Plaza de Armas y mirar la vida pasar. No importa cuántas veces la visite, Cusco, para mí, no pierde la magia.

 

* Recorrer los pueblitos del Valle Sagrado

 

El Valle Sagrado de los Incas es una región natural en los alrededores de Cusco que fue muy importante para los incas por sus cualidades geográficas y climáticas. Hoy hay varios pueblos indígenas y ruinas incas diseminados en la zona, y recorrer algunos puntos de este valle me parece una buena entrada en calor antes de ir a Machu Picchu. Suele haber buses turísticos que hacen el recorrido en uno o dos días, aunque también pueden ir por su cuenta ya que todo queda cerca y hay transportes. La fortaleza ceremonial de Sacsayhuamán, el mercado y la plaza principal de Písaq y el sitio arqueológico de Ollantaytambo son buenos lugares para pasar algunas horas y empezar a familiarizarse con el estilo arquitectónico de los incas.

 

Machu2

 

* Llegar a Aguas Calientes

 

Hay varias maneras de llegar de Cusco a Aguas Calientes, el pueblo anterior a Machu Picchu, y eso ya queda a elección de cada uno. Muchos querrán hacer el Camino del Inca o alguna de sus variantes (treks de tres o cinco días) y otros preferirán el tren —el modo más rápido pero más caro—. Para quienes no tengan apuro y quieran ahorrar, existe otra opción que es ir de un pueblo a otro —de Cusco a Santa María a Santa Teresa a la Hidroeléctrica— en transporte local y caminar los últimos quince kilómetros por las vías del tren hasta Aguas Calientes.

 

* Ver Machu Picchu desde el Wayna Picchu

 

Este, para mí, fue el punto más importante de la lista: ver las ruinas desde uno de sus cerros. Para hacer eso subí temprano al parque arqueológico y fui directo al Wayna Picchu, el cerro con forma de nariz acostada que se ve de fondo en todas las postales de Machu Picchu, ya que solo dejan subir a 400 personas por día. En aquel momento todavía era gratis, hoy cobran por subir, pero más allá del precio y del cansancio, vale la pena: la vista desde la cima es imponente. Después, aunque esté de más decirlo, quédense en Machu Picchu hasta que cierre: es algo que se hace una vez en la vida y hay que aprovecharlo al máximo.

 

 

* Visitar las terrazas de cultivo de Moray y las salineras de Moray

 

Una vez de vuelta en Cusco, mi recomendación es que se guarden al menos un día extra y lo usen para ir a conocer dos de los lugares más misteriosos del Valle Sagrado: las terrazas de cultivo de Moray y las salineras de Maras. Las terrazas forman parte de un sitio arqueológico ubicado a 50 kilómetros de Cusco, fueron construidas por los incas como círculos concéntricos y usadas para la agricultura experimental. Las salineras de Maras son pre-incas y están ubicadas en la ladera de una montaña: son cientos de cuencos tallados en la tierra que se usan para acumular el agua que sale de la montaña y evaporar la sal para luego cosecharla y venderla. Puede que viajes a Perú solo con intención de conocer Machu Picchu, pero vas a ver que vas a llevarte un montón de sorpresas.

Machu3

  Aniko tiene 30 años y viaja por el mundo desde los 22. Va con mochila, cámara y cuadernos y se dedica a observar cómo vive la gente en otros lugares. Le gusta viajar lento y caminar mucho, suele dormir en casas de familia y le encanta probar comidas nuevas. Escribe dos blogs (viajandoporahi.com y escribir.me), colabora en revistas de Argentina y en el 2013 autopublicó «Días de viaje» su primer libro de relatos.

3 comments

  1. Aniko encantada de compartir tus experiencias y después de haber analizado energéticamente con la geobiología esos camino terminas recargada las pilas.ES MAGICO. Gracias.

  2. Hola! que epóca recomiendas para hacer esto? Planeo hacerlo, y dudamos mucho una posibilidad es enero, otra agosto/septiembre. Sabes que puede ser mejor? Durante el segundo semestre del año contamos con más amplitud de fechas para ir, pero no sabemos si es más adecuado. Gracias por tu respuesta!

  3. Hola, gente

    Me sorprendió que se hable poco o mejor dicho, nada de «Cosas para hacer en M. Picchu». Todo lo que escribe Aniko está perfecto. El título de la nota está mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *